LA MEDITACIÓN DEL AGUA


Instalación sonora multicanal.
Valle Salado de Añana.
2019.


The water Meditation, 2019

















La meditación del agua
Instalación sonora multicanal.
Valle Salado de Añana.
2019


La meditación del agua es una instalación sonora multicanal, compuesta para el Valle Salado de Añana. La pieza está dividida en 4 movimientos, que a través de sintetizadores analógicos, voz e instrumentos acústicos, se acercan al proceso de evaporación del agua, y la cristalización de la sal.
Su estructura se relaciona con la evaporación del agua en las salinas, imaginada como un salmo, en el que los sonidos se van desprendiendo de la materia con la acción del sol. La música conforma un coro blanco, que a través de las diversas fuentes sonoras altera la percepción del espacio y su significado. Como todos los elementos esenciales para el ser humano, en la sal se encuentra una mitología fundamental, que organiza y da forma a las inquietudes primarias ante el mundo.
Las metáforas que recoge la sal fueron luego vertebradas por la alquimia primitiva, preocupada por las propiedades materiales de las formas como discursos filosóficos, colocándola entre los tres elementos principales, el azufre, (espíritu), el mercurio (el alma) y la sal (el cuerpo). La sal actuaría como la ligadura terrenal entre el fuego o sol y el agua del mar, una sustancia arcana y ambigua que encarna la unión de los opuestos: la pureza y la impureza, el eros y la enemistad, la humedad y la desecación, la fertilidad y la esterilidad, el amor y la lucha. Símbolo de la muerte y de la resurrección, que preserva y corrompe al mismo tiempo, es un mineral que contiene la memoria del ciclo de generación y descomposición.
Cristalización del cuerpo, guardián de la forma. El proceso de cosecha de la sal se toma entonces como una meditación sobre la transformación interna. El agua - elemento femenino- se va evaporando por acción del sol -elemento masculino-, hasta que el mineral cristaliza. La sal como vínculo entre la cultura y mitología popular, desde la experiencia de lo sagrado más apegado a las materias esenciales de la naturaleza. La sal, como elemento transformador, es decir, que nos da una nueva forma.









La meditación del Agua, Añana, Vitoria, 2019